Historia de la Real Orden de Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa

La Orden fue instituida por el rey don Juan VI, el 6 de febrero de 1818, día de su aclamación, en Río de Janeiro, Brasil. Posteriormente el 10 de septiembre de 1819 la dotó de sus primeros estatutos.

El objetivo del rey, que era el Gran Maestre de la nueva Orden Militar, era homenajear a Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa (declarada patrona del Reino en un albalá de 1646), con motivo de haber sobrevivido Portugal , como país independiente, a las guerras napoleónicas que habían asolado el país y Europa. Desde don Juan VI a 1910 fueron agraciados por los Reyes con esta orden varias personalidades, esencialmente pertenecientes a la nobleza y a la aristocracia.

El gobierno provisional republicano, en octubre de 1910, la extingue como Orden Militar, aunque el rey D. Manuel II en el exilio continuado utilizando las insignias de esta orden. El actual Gran Maestre de la Orden, es S.A.R. Dom Pedro, Príncipe Real, Duque de Loulé y Jefe de la Casa Real de Portugal. la rehabilitó como Orden dinástica honorífica de la Familia Real Portuguesa, distinguiendo varias personalidades que agració con el grado de caballeros de la orden, en la fiesta de 8 de diciembre, en Villaviciosa.